10 de septiembre de 2012

Aún así seguiré...



Voy a asumir mis errores y no voy a negarlos, porque he llorado demasiado mi tristeza y ya va siendo hora de superarla. No voy a gritar más que te amo y lo que es peor, puede que jamás te lo demuestre otra vez. Pero aún así, sé que seguiré adelante...

Seré como hasta ahora y no permitiré que nadie me humille, nadie podrá ofenderme... y aunque es muy probable que me olvides mientras yo posiblemente aún te recuerde, volveré a ser YO. Volveré a valorarme y a recordar lo que valgo... porque mientras tú me das de patadas cuando trato de salir del fango, siempre encontraré de donde agarrarme para seguir...

No te necesito... porque desde hace mucho, ya no estás aquí... Tu orgullo te llevo a otro lado...



4 comentarios:

  1. Mi dulce princesa, aca tienes un par de hombros para que te apoyes

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente, esa eres tú con tus muchas facetas, pues así somos los humanos y vamos avanzando entreluces y sombras... No me resulta fácil entender el por qué de tu escrito, es el retrato de una decepción y algo lo provoca que obviamente desconozco. Por mi parte te reitero mi cariño, después de mucho sin pasa por aquí quise venir a saludarte. Un beso, bellísima.

    ResponderEliminar
  3. Que las alas de tu tristeza vuelen pronto al olvido y que la esperanza haga suyo tu corazón. Adelante Alva. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. hay q vivir las penas, pero no quedarse en ellas. saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras en mi espacio...